area-3

Los investigadores de este grupo del ISCI determinan los mejores lugares para ubicar, entre otras instalaciones, escuelas, servicios de emergencia, tiendas comerciales cuando hay competencia  y centros de atención médica. Desde 2008, en conjunto con el Ministerio de Educación, han ayudado a determinar el número óptimo de escuelas rurales en Chile y cuáles debieran ser sus ubicaciones. El proyecto ha generado un impacto importante en los costos de transporte, así como en la accesibilidad a la educación rural.

Igualmente, miembros del ISCI han colaborado con académicos estadounidenses y españoles para resolver el problema de la localización de cárceles, considerando una estimación de la futura demanda. Además, han estudiado para lograr la mejor localización de instalaciones de tipo industrial en el ámbito de las operaciones forestales y en sistemas de distribución eléctrica, entre otras áreas.

Por otra parte, buscan las maneras de dar una mejor utilización al suelo urbano, donde pequeños espacios mal utilizados pueden provocar graves efectos en la vida diaria. En zonas rurales o interurbanas la investigación cobra especial importancia, ya que permite responder en forma inteligente a las demandas de la vida moderna y da luces respecto de cómo potenciar el uso de los suelos.

Un modelo del mercado del suelo para ser aplicado en Santiago de Chile, ha sido otra de las innovaciones de los académicos vinculados al ISCI. El modelo incorpora sugerencias sobre las posibles mejoras que podrían realizarse en el uso del suelo urbano, considerando las características de la ciudad y los flujos de desplazamiento de sus habitantes, el desplazamiento de bienes y servicios, así como la ubicación de colegios y centros de trabajo.

[faq group=”localizacion-y-logistica” orderby=”date”]