Noticias

Nombran a la primera profesora titular del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile

22 junio, 2018

Marcela Munizaga, ingeniera civil en transporte e investigadora del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería, es nombrada la primera profesora titular del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile


Marcela Munizaga tiene 52 años y ha pasado el 63% de su vida (27 años) trabajando en el Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile. Después de todo ese tiempo, al fin logró alcanzar la jerarquía más alta de la carrera académica: profesora titular. Y es la primera mujer que lo ha logrado en los 53 años de historia que tiene ese recinto. 

Antecedentes familiares tiene. Su abuela, en los años 30, fue una de las dos únicas mujeres que estudiaron en el Liceo de Hombres de Copiapó. ‘Su padre pensó que en el colegio de monjas sólo iba aprender a rezar y a bordar, y él quería una mejor educación para su hija’, comenta la académica.

Es sabido que en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile hay poquísimas mujeres. ‘Son aun menos las que se dedican a la ingeniería civil, a la academia o a sacar un doctorado’, dice ella.

En la carrera académica, la que hacen los profesores en la educación superior, existen cinco categorías o etapas del profesorado: ayudante, instructor, asistente, asociado y titular. Marcela ya las pasó todas.

‘Para conseguir ser profesora titular hay que tener un doctorado y una extensa carrera que sea avalada con el reconocimiento nacional e internacional. Es un trabajo muy duro y generalmente las mujeres privilegiamos otras cosas, como por ejemplo, la familia. Es difícil balancear trabajo y familia. En mi caso, ambas eran muy importantes. Yo quería las dos cosas’, reconoce.

-¿Cómo es convivir en un ambiente con mayor presencia de hombres?

-Antes éramos tan pocas que nos mimetizábamos, tratábamos de pasar desapercibidas, anular un poco la femineidad de alguna manera para sentirnos bien en este mundo de hombres. No hacíamos las cosas típicas, como pintarse, por ejemplo. Yo me acostumbré a no usar maquillaje, no soy de arreglarme mucho.

-¿Qué ha sido lo negativo y lo positivo de estar en un ‘mundo de hombres’?

-Lo negativo: pasa que los colegas hacen cosas que son inadecuadas y no se dan cuenta, como comentarios sexistas. Por ejemplo, cuando algún profesor dice este ejercicio es de niñita o ese tipo de cosas que nosotras dejábamos pasar y que las nuevas generaciones nos han enseñado que eso no corresponde. Lo positivo: tengo el baño de mujeres para mí sola, jajajá.

-¿Cómo se comportan sus compañeros?

-Efectivamente, cuando no están con mujeres, es como un colegio de hombres: se hacen bromas groseras. Pero cuando una llega, hay que imponerse y no permitir eso. Hay que decirlo con simpatía, sin hacer show ni escándalo. Con una sonrisa. A estas alturas ellos me tratan de igual a igual. Yo me he ganado ese derecho y ese respeto, demostrando que puedo hacer las mismas cosas que ellos.

Munizaga dirigió por ocho años el International Steering Committe for Transport Survey Conferences, un comité con expertos de todos los continentes, que se juntan cada cuatro años a discutir sobre recolección de datos de transporte.

En el ámbito nacional, ha destacado en su especialidad, que es predecir la demanda de viajes para diseñar sistemas de transporte.

‘He trabajado en procesamiento de datos de transporte público, transacciones Bip! y los GPS de los buses, material que derivó en un software que estima velocidad de origendestino e indicadores de calidad-servicio’, acota Munizaga. Este software lo utiliza la Dirección de Transporte Público Metropolitano (DTPM).

Ver todos los eventos

Sin eventos/No events