Noticias

Instituto de Sistemas Complejos de Ingeniería: los algoritmos matemáticos al servicio del día a día

7 agosto, 2018

El ISCI, como Iniciativa Científica Milenio, agrupa a un conjunto de investigadores y científicos de la Universidad de Chile y de otras casas de estudios superiores para solucionar problemas cotidianos con propuestas prácticas. Sus integrantes realizan investigación y desarrollan proyectos en las áreas de la Gestión de Operaciones, la Ingeniería de Transporte, Optimización y Energía, y otras como Organización Industrial, Medioambiente y hasta el fútbol.


Más de una década lleva solucionando problemas para Chile el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI), que agrupa a un conjunto de investigadores de la Universidad de Chile y de otras casas de estudios superiores.
Su objetivo es generar trabajo científico de punta en el área de la ingeniería y desarrollar soluciones para problemas complejos en los campos privado y público.
El ISCI ha presentado soluciones para entidades tan distintas como el Transantiago, la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) y la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).
“En general, tomamos proyectos que son interesantes e importantes de hacer”, afirma con orgullo Andrés Weintraub, director del ISCI. “Hacemos los proyectos difíciles” nacionales, aunque algunas soluciones se han exportado.
Una de sus últimas soluciones es un sistema de ingeniería que salva vidas: desarrollado junto el Cuerpo de Bomberos de Santiago, logró disminuir considerablemente los tiempos de viaje del primer coche bomba, lo que convirtió a este grupo de bomberos en el primer servicio en llegar a una emergencia. Esto puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de las víctimas de un accidente o un incendio.

Desde Codelco al fútbol chileno

El Instituto nace en enero de 2007 gracias al aporte de la Iniciativa Científica Milenio del Ministerio de Planificación, y sobre la base del exitoso trabajo previo realizado en el Núcleo Milenio del mismo nombre. El año 2009, el ISCI se adjudica el Financiamiento Basal para Centros Científicos y Tecnológicos de Excelencia, de Conicyt.
Sus integrantes realizan investigación y desarrollan proyectos en las áreas de la Gestión de Operaciones, la Ingeniería de Transporte, Optimización y Energía, y otras como Organización Industrial y Medioambiente. Estas áreas comparten herramientas analíticas básicas y se complementan disciplinariamente.
“Hay una serie de problemas en Chile y todo el mundo, como el de los incendios, en este caso, que tiene que ver con tomar decisiones en problemas muy complejos que pueden ser en industria, en minería o en transporte”, explica el director del ISCI.

Ahorro en millones de dólares

Nombra como ejemplo el área forestal chilena, dedicada a la exportación, donde el ISCI ha ayudado a planificar la ruta de los camiones, así como decidir cómo ubicar la maquinaria y cuándo cortar qué parte del bosque. De esta forma, la industria ha logrado ahorrar un 15% en sus operaciones y el modelo incluso se ha exportado a distintos países.
Codelco, por su parte, usa un sistema creado por ISCI para planificar la extracción en sus minas de El Teniente y Chuquicamata, que le permite ahorrar unos US$100 millones al año.
En el caso de Junaeb, que entrega 1,5 millones de raciones diarias, los miembros del ISCI les crearon un modelo para decidir qué empresas elegir para el reparto. También permite ahorrar millones de dólares respecto al modo en que se hacía anteriormente.

Hasta en el fútbol

Los investigadores del ISCI incluso han trabajado con la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) en la creación del fixture. Esto volvió más atractivo al campeonato y reportó grandes ahorros en viajes. El modelo incluso fue adoptado por la Conmebol para las eliminatorias rumbo al Mundial de 2018.
En el caso de Chile, toma en cuenta diversas variables, como no cruzarse con otros eventos (como un festival), asegurar que juegue un club de local y alternadamente de visita, y que los partidos más importantes en términos del interés del campeonato, de acuerdo a cómo se dio la tabla de posiciones, se vayan concentrando casi al final de campeonato.
“Es una forma mucho más sofisticada de tomar decisiones que hacerlo al ojo”, resume Weintraub.

Tiempos y equipos

Weintraub cuenta que en general los equipos del ISCI demoran un año en solucionar un problema, aunque también pueden ser tres, como fue en el caso de un pedido de la Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV) para la distribución de contenedores en todo el mundo.
Los equipos suelen estar compuestos por varios académicos y cuatro o cinco estudiantes de ingeniería, ya sea recién egresados o en proceso de realización de tesis.
En cuanto al pago, “básicamente les cobramos a las empresas lo que cuesta crear la solución”, es decir, no lucran.

A modo de evaluación

“Somos una universidad estatal y el ISCI está muy bien financiado por el impacto que tenemos. Además lo vemos como un servicio país”, expresa.
“Hay experiencia para hacerlo y nos da una tremenda satisfacción ver cómo podemos mejorar significativamente el funcionamiento de una industria. Además esto lo publicamos, porque son cosas bien novedosas”, agrega.
A modo de evaluación, concluye que la labor del instituto ha sido “tremendamente impactante en país y para la formación de recursos humanos. Se crea una interacción entre grupos distintos, que ayuda mucho a la investigación, con una sinergia muy potente”.
“Somos el grupo que más publica en el mundo en el área de operaciones y aplicaciones. Además ayuda mucho a los estudiantes, porque muchos trabajan en proyectos que son realidad. Es como un laboratorio, pero en el mundo real”, afirma.

Fuente: El Mostrador.cl