Noticias

Gobierno se abre a tarificación vial en zonas congestionadas para priorizar el transporte público

10 octubre, 2018

Luis Rizzi, investigador ISCI, comentó a El Mercurio, que tarifa es efectiva sólo si permite que los autos circulen más rápido.


Según los expertos, el sector oriente y céntrico de Santiago deberían contemplarse dentro de las áreas. Además, valores deberían ser parecidos al tag

Aunque aún no está al nivel de colapso de otras metrópolis del mundo, la congestión vial en Santiago se ha agudizado y hoy son pocos los vehículos que se salvan de toparse a diario con algún taco en las principales avenidas de la capital.

Uno de los ejes para solucionar esto es mejorar el transporte público, para así incentivar el uso de los buses de superficie y la red de metro. Pero considerando que esos cambios toman tiempo, otra medida sería la tarificación vial, es decir, cobrarles a los conductores un valor específico para entrar a las zonas de más alta demanda.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, dice que es un camino que se podría implementar mientras se mejora el Transantiago: “Tenemos que proteger la calidad de circulación en las ciudades, así que en paralelo vamos a tener que hacer algunas actualizaciones y, a partir de eso, tomar algunas definiciones”.

Implementación

La secretaria de Estado profundiza en cómo se aplicaría la medida: “Lo que hay que hacer es favorecer el transporte masivo (…) Entonces, el auto particular es el que queda último en la fila de prioridades y es el que tiene que pagar si decide viajar en una hora y área congestionada”.

Julio Nazar, urbanista de la U. del Desarrollo, plantea que se trata de una fórmula “más eficiente que el control por restricción vehicular”. Añade que sectores como el oriente y centro de Santiago podrían contemplarse, y que los rangos tarifarios “deberían ser altos en las horas punta, los que podrían rondar $1.000 el pasar”.

Luis Rizzi, profesor de Ingeniería de Transporte UC, afirma que una tarifa es efectiva “en la medida que permita que los autos circulen más rápido, y eso implica un cobro como el que tienen las autopistas urbanas”.

Para Rodrigo Martín, experto de la U. de Santiago, la medida podría aplicarse en Santiago centro, en el casco histórico. Eso sí, agrega que “la tarificación tiene que estar asociada a mejoras del transporte público; si no, habrá un colapso. Al automovilista hay que ofrecerle alternativas”.

Rodrigo Delgado, presidente de la comisión de transporte de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), advierte que la medida no es la respuesta. “Sobrecargar al usuario de vehículos particulares con una tarificación más, si se cuentan las autopistas urbanas, no es una solución. Se debe partir por mejorar el transporte público, lo que tampoco es rápido”, propone el también alcalde de Estación Central.

Fuente: El Mercurio