Noticias

Especialistas en infraestructura proponen al MOP la construcción de alternativas a las rutas 5 y 68

15 abril, 2019

El investigador ISCI, Ronald Fischer, comentó a El Mercurio que antes de analizar la construcción de futuras autopistas se debe avanzar en las terceras pistas de las actuales, ya que con eso no necesariamente sería necesario contar con rutas paralelas, cuyos costos se traspasan a los usuarios.


Según el Centro de Políticas en Infraestructura, el costo estimado de los proyectos es de US$ 4.700 millones. En el ministerio aseguran que desde 2018 se trabaja en delinear nuevas vías y analizar mejorías a las actuales.

Los próximos días pondrán una vez más a prueba la capacidad de las autopistas de acceso a Santiago, ya que la llegada de Semana Santa trae recuerdos de episodios pasados: largas congestiones en la salida y regreso a la capital.

El complejo escenario que genera el aumento del parque automotor, que en la capital supera los 2 millones de vehículos, torna prioritario que medidas ante las contingencias sean eficientes y que los automovilistas planifiquen de antemano sus viajes.

En el Centro de Políticas de Infraestructura (CPI), institución que es integrada por exautoridades como el expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle y los exministros de Obras Públicas Alberto Undurraga (2014-18) o Hernán de Solminihac (2010-11), plantean una propuesta para que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) persevere con la construcción de rutas alternativas a la 5, que atraviesa gran parte del país, y a la 68, que conecta Santiago con Valparaíso.

Los detalles

Según el CPI, el costo estimado de los proyectos es de US$ 4.700 millones. En el caso de la Ruta 5, la propuesta es construir una carretera desde Valparaíso a Biobío, con la intención de generar dos corredores paralelos en la zona centro-sur, que es el sector que demanda más soporte y muestra mayores tasas de congestión.

En tanto, para la Ruta 68 se plantea una ruta vial alternativa que vaya por la cuesta La Dormida.

Carlos Cruz, exministro de Obras Públicas (2000-02) y director ejecutivo del centro, afirma que se tiene que hacer de forma rápida, de manera de avanzar de aquí a cinco o seis años más en tener una red más poderosa y potente para soportar el crecimiento de la cantidad de autos.

Añade que se debe ver qué tarifas se van a cobrar; tienen que ser aceptadas por la comunidad, que permitan pagar la inversión y que asignen debidamente los tráficos. Tiene que haber un sistema tarifario.

Ronald Fischer, académico de Ingeniería Industrial de la U. de Chile, plantea que antes de analizar la construcción de futuras autopistas se debe avanzar en las terceras pistas de las actuales, ya que con eso no necesariamente sería necesario contar con rutas paralelas, cuyos costos se traspasan a los usuarios.

Leonardo Daneri, presidente de la Asociación de Concesionarios (Copsa), afirma que la alternativa a la Ruta 68 está bastante estudiada y perfeccionada, solo le falta su ingeniería de detalle. Si se licita, creo que habría muchos interesados en adjudicarse su construcción.

En el MOP valoran la propuesta y aseguran que desde mediados del año pasado se trabaja junto a la Dirección de Planeamiento en la infraestructura nacional hacia 2020, que delinea nuevas rutas y plantea mejorías a las actuales, que son sumamente necesarias no solamente en cuanto a carreteras, sino que también en aeropuertos y ferrocarriles. Todos los aportes en ese sentido son bienvenidos.

Fuente: El Mercurio

Ver todos los eventos

Sin eventos/No events