Noticias

En Chile hay empresas con más proporción de doctorados que Google o Facebook

6 noviembre, 2018

Marcelo Olivares, investigador ISCI, comentó que el año pasado, Amazon contrató 500 doctorados, pero hay que tener en cuenta que tiene más de 550 mil empleados.


¿Que en el país hay poca investigación? ¿Que somos una economía ‘extractiva’? Quizá es cierto, pero no en todos los sectores.

‘En Chile siempre dicen que nadie hace I+D, que todo es sacar piedras de la tierra, pero nosotros tomamos un pedazo de caca y le agregamos valor con tecnología de última generación’, dice el vicepresidente de uBiome y doctor (o PhD como lo llaman los anglos) en Informática Molecular de la Universidad de Cambridge, Daniel Almonacid. En esta empresa de biotecnología con su sede principal en Santiago, que hace revolucionarios test de ADN a muestras biológicas, hay 30 PhD que representan casi un tercio de su dotación.

La firma es una de las medianas empresas que están disparando los antes estancados índices de innovación en el país y en que sus investigadores incluso superan en proporción a los de titanes tecnológicos como Google y Amazon, donde alrededor del 4% de sus empleados son PhD.

Que Chile es un país con foco en la economía ‘extractiva’. Que las empresas invierten poco en investigación y desarrollo (I+D, es el 0,39% del PIB), que valoran poco la innovación y aún menos a quienes hacen ese trabajo, los PhD. Estas son las quejas sobre el estado de la I+D en el país. Y lo peor de todo: son ciertas. Hay una pila gigantesca de cifras que las sustentan.

Según datos de Conicyt a octubre, sólo un 6,5% de los profesionales con grado de doctor en Chile trabaja en empresas. La Asociación Nacional de Investigadores de Postgrado (ANIP) dice que del total de PhD en el país, solo el 5,1% está en el sector privado. La diferencia es abismante respecto a países desarrollados: en Alemania, cerca del 40% de los doctores laboraba en empresas a 2017, el 37% en Dinamarca y el 35% en Estados Unidos. En España, eran el 20% en 2016.

‘El doctor es clave en una empresa que se enfoca en innovación. En países desarrollados tienen industrias que demandan investigación, porque ese es su capital. Compiten con innovación. Cuando Apple tiene que hacer un nuevo celular o una batería que dure más que la de sus competidores, lo que le importa son los investigadores que puedan encontrar nuevas formas de hacer estas cosas. En Chile, en cambio, se sigue enfocando en las materias primas y no tenemos industrias que demanden mucha investigación’, explica el profesor de Ingeniería de la UC y PhD en Innovación Tecnológica de la Universidad de Sussex, Alfonso Cruz.

Y ese bajo interés en investigadores se traduce en poca innovación. Según la OCDE, Chile tenía a 2015 sólo 1,02 investigadores por cada 1.000 empleados. En EE.UU, eran 9,14 y en Nueva Zelanda, 7,9. La Encuesta Longitudinal de Empresas del Ministerio de Economía de 2017 mostró que nueve de cada diez empresas del país no hacen I+D.

Pero quizá no todo está perdido. Este porcentaje ha ido al alza en los últimos años, sobre todo en las empresas medianas (que venden entre 25 mil y 100 mil UF al año). Si en 2015 sólo un 10% de estas firmas decían hacer I+D, en dos años se duplicó a 20,7%. ‘Hay una serie de empresas medianas que son pura innovación, que están impulsando el I+D en el país y que contratan muchos PhD para crear nuevos productos y hacer patentes’, explica el vicepresidente de la ANIP, Roberto Muñoz, también doctor en Astrofísica.

500 doctores de una

El astrofísico Muñoz es también director científico de la compañía chilena de inteligencia artificial Metric Arts, donde trabajan cuatro doctorados, o el 8% de la planta total. Como ellos hay otras en el país, también de tamaño medio, que tienen dotaciones de investigadores que desafían a las más avanzadas tecnológicas del mundo.

Los líderes mundiales en la innovación, como Amazon, Facebook y Google, tienen una proporción de entre 4% y 5% de PhD en sus dotaciones: las más altas del mundo para multinacionales, según la base de datos laborales Paysa.

‘Sólo el año pasado, Amazon contrató 500 doctorados’, cuenta Marcelo Olivares, profesor de Ingeniería Industrial de la U. de Chile y doctor en Gestión de Operaciones en Wharton, UPenn.

Claro, hay que guardar las diferencias. Amazon tiene más de 550 mil empleados. Por eso, estos emprendimientos made in Chile superan proporcionalmente su tasa de doctores por el número total de trabajadores.

‘Son pocas y relativamente nuevas. Muchas están en el área de la biotecnología, por lo que la única forma de que hagan innovación es que contraten PhD’, comenta Mario Rosemblatt, director ejecutivo de la Fundación Ciencia & Vida.

Ejemplos en el área de la biotecnología son Phage Technologies, con 10 doctorados entre sus 40 empleados, o Merken Biotech, con 6 PhD entre 20 colaboradores. Andes Biotec y Andes Ag tienen 10 y 7 PhD respectivamente, o sea, la mitad de sus empleados.

Pero hay otras más grandes, como JRI Ingeniería, consultora que usa innovación para aconsejar a empresas principalmente del sector minero. De cerca de 400 trabajadores, JRI tiene 9 doctores en áreas relacionadas con ingeniería, que representa un 2,5%. ‘Aún representa un porcentaje bajo de nuestra dotación total, porque nuestros esfuerzos en I+D no datan de muchos años’, dice Particia Carillo, gerente de Personas de JRI.

Doctor emprendedor

‘También hay otros doctorados que deciden emprender y crear sus propias empresas. Es algo que sucede en países desarrollados y que también está comenzando a pasar en Chile’, dice Cruz, de la UC. Según el académico, algunos doctores llegan al país tras terminar sus estudios de doctorado fuera del país con la idea de entrar al sector privado, pero como encuentran poco interés de las empresas, deciden crear una propia.

Es el caso de la firma de ciencia de datos Spike. Fue fundada en 2016 por 2 PhD chilenos y ahora tiene otros dos profesionales con postgrado y un ingeniero. Son una pyme boutique que se encarga de la resolución de problemas de grandes empresas usando datos e inteligencia artificial. Entre sus clientes están Walmart Chile y Latam Airlines.

‘Resolvemos problemas de industrias muy diferentes, como las aerolíneas, salud o retail . Por eso, necesitamos investigadores que se puedan meter a fondo, con competencias de investigación científica para entender estos problemas’, explica su cofundador Roberto Cercós, doctor en Diseño Interactivo del Royal Melbourne Institute of Technology. Spike integra el 12,1% de pequeñas empresas que según el Ministerio de Economía declara hacer I+D. En 2015, era sólo el 5,3%.

Entre las grandes empresas, las que hacen I+D también ha aumentado de 20,7% en 2015 a 28,6% en 2017, según Conicyt. Consultadas una docena de las mayores firmas del país, Telefónica y Codelco lideraron con 11 (de 4.160 empleados) y 10 PhD (de entre 18.560 trabajadores), respectivamente. Enap dijo tener 3 (de 3.760 colaboradores).

Fuente: La Segunda