Noticias

En 1.830 cruces se redujo el tiempo de las luces en los semáforos durante la noche: ¿servirá para reducir los asaltos?

22 junio, 2018

Alejandro Tirachini, doctor en ingeniería de transporte y académico de la U. de Chile, en una nota del diario Las Ultimas Noticias, opinando sobre medida de seguridad tomada por el Ministerio de Transporte


Opinan Alejandro Tirachini, doctor en ingeniería del transporte (U. Chile), y Álvaro Miranda, doctor en ingeniería de transporte y tránsito (Utem).

En 1.830 cruces de 32 comunas del Gran Santiago comenzó a funcionar el sistema de ciclos más cortos de luces rojas y verdes en los semáforos durante la noche, en horario de 21:00 horas a 07:00 horas. Es decir, los conductores deben ahora esperar menos para el cambio de luz. La ministra de Transportes, Gloria Hutt, informó este jueves que la modificación se debe a que ‘hay esquinas en que lamentablemente es más peligroso parar en las luces rojas y nuestros técnicos estudiaron dónde y cuánto se pueden disminuir los ciclos de los semáforos, y estamos reprogramándolos a través de nuestro sistema de gestión de tránsito’.

Los 1.830 cruces corresponden al 60% del total de 3.050 cruces con semáforos que existen en el Gran Santiago (quedan fuera las comunas rurales). Con un promedio de cinco semáforos por cruce, el total sería de 15.205. Ciclos más cortos: la reprogramación estuvo a cargo de la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT), que tiene todos los semáforos conectados por fibra óptica.

Eduardo Koffmann, ingeniero industrial civil y coordinador de la UOCT, explica que ‘en el computador se fueron vertiendo los datos conseguidos en dos meses y medio de trabajo en relación a cuánto acortar los ciclos de luces’. La reducción es de ‘entre 10 y 20 segundos en cada cruce, durante todos los días de la semana’. Para determinar el tiempo de reducción se utilizó un ‘estudio de flujos vehiculares’ en los cruces, ‘pensando en mejorar la seguridad de los conductores’.

¿Sirve o no?: Alejandro Tirachini, doctor en ingeniería de transporte y académico de la U. de Chile, cree que mirado desde el punto de vista del transporte ‘esta es una buena medida’. ‘Lo más eficiente en la noche es que los ciclos sean cortos y más aun en determinadas arterias podrían ser luces amarillas intermitentes (como ceda el paso)’, dice. ‘Pero que se justifique como medida de seguridad para prevenir robos es otra cosa. Si hay una relación entre el tiempo en que el auto está detenido y la probabilidad de que alguien lo asalte, se podría justificar por ese lado’, afirma. 

Álvaro Miranda, doctor en ingeniería de transporte y tránsito de la U. de Cataluña y académico de la U. Tecnológica Metropolitana (Utem), dice que no conoce experiencias similares en otros países y que este tipo de medidas ‘no tienen incidencia’ en la prevención de los delitos. A su juicio, ‘cuando se reducen los ciclos en la noche, donde los flujos son muy bajos, no hay incidencia negativa ni positiva. Es una medida inocua para el tránsito’.

Cifras: la medida no se basó en cifras de Carabineros respecto de asaltos a conductores en las esquinas, como se podría pensar. El mayor Diego Rojas, de la Dirección de Comunicaciones de la policía uniformada, dijo que la iniciativa ‘no tiene que ver con que exista o no aumento de los delitos. Es una medida preventiva que se realiza en ciudades inteligentes y se busca, a través de la administración de los semáforos, menos posibilidades para que ocurran delitos.

Por ello compartimos y nos parece adecuado lo que está haciendo el Ministerio de Transportes’. Sobre los robos con violencia en la Región Metropolitana, según el sitio web de la entidad en el trimestre enero-marzo hubo un aumento del 19,9% en el número de estos delitos: 2.984 casos versus los 2.489 del mismo periodo de 2017.

En cuanto a las acciones que pueden tomar los automovilistas en los semáforos durante la noche, el suboficial mayor Óscar Benavides, instructor de la Escuela de Conductores de Carabineros, destaca que ‘además de no llevar elementos llamativos a la vista y mantener las ventanas y puertas con cierre, se puede disminuir la velocidad mucho antes de llegar al cruce que está en rojo y así no tener que detenerse en el semáforo mismo, para evitar un posible peligro’.