Noticias

Alza en valor de peajes de autopistas: Expertos debaten sobre los “efectos secundarios de los altos precios

6 diciembre, 2018

Franco Basso, investigador ISCI, comentó a El Heraldo_ Maule, que aquí debe primar “la regla del que usa paga” ya que las autopistas urbanas no son un derecho sino que es un privilegio.


Se proyecta que para el 2019 los valores de las vías urbanas aumenten un 6,4%. Aunque hay voces que piden frenar estos incrementos, algunos expertos dicen que tienen un impacto en la congestión.

El reajuste anual de las tarifas de los peajes de las autopistas urbanas de Santiago está pronto a concretarse. A partir de enero, la concesionarias darán a conocer sus nuevos valores, lo que presentarían un alza del 6,4% en la cinco rutas que atraviesan la capital para el 2019. Así lo consignó El Mercurio, donde además señalaron que entre los años 2006 y 2019 las tarifas habrán aumentado un 97%: los valores de los tags prácticamente se han duplicado en Santiago. Esto es producto de los contratos que las concesionarias hicieron en su momento con el Ministerio de Obras Públicas (MOP), en donde además del reajuste del IPC, se garantiza un incremento anual en los precios de un 3,5%. Para el presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), Hernán Calderón, se debe buscar una forma de frenar los incrementos tarifarios.

“La autoridad no ha tenido voluntad de revisar los contratos, pero es necesario que se analicen las condiciones originales y actualizarlas a la realidad actual, donde las empresas tienen altas ganancias”. Seguido de ello, agregó, “el parque automotor ha aumentado y, en consecuencia, las utilidades de los concesionarios también, y se ha convertido en una carga para todos los usuarios que tienen automóviles y que no pueden utilizar estas vías para ir a sus trabajos y que terminan siendo perjudicados con las tarifas y reajustes”.

Sin embargo, expertos en la materia coinciden en que al corto plazo no hay mucho que hacer al respecto, ya que estas alzas se encuentran fijadas en los contratos e intervenir en ellos sería una “muy mala señal” a ojos de inversionistas internacionales.

Por lo tanto, señalaron que la misión debe estar puesta en lo que pueda suceder en las negociaciones de nuevas concesionarias a futuro y establecer reajustes más “compasivos” para los usuarios. Alza podría contribuir a la descongestión vehicular Incluso, algunos ven que con estas alzas se abre una puerta para paliar la congestión vehicular capitalina. Uno de ello es el académico de la U. Diego Postales y doctor en Transportes y Logística, Franco Basso, quien señaló a Emol que aquí debe primar “la regla del que usa paga” ya que las autopistas urbanas no son “un derecho sino que es un privilegio, tal y como el uso del automóvil”.

Fuente: El Heraldo_Maule